¿Cómo ser un gran dueño de un pequeño roedor?

Conejo, hamster, cobaya, jerbo…

Los roedores domésticos a veces son la primera opción cuando decidimos tener mascotas en casa. La elección recae en ellos porque existe la creencia común de que son más baratos y fáciles de mantener que un perro o un gato. Sin embargo, no olvidemos que a los roedores criados en casa también se les debe dar mucho tiempo y cuidado. Requieren no solo una jaula adecuada, sino también una dieta, visitas regulares al veterinario y mucho amor.

Roedores domésticos y ¿cuál elegir?

En una tienda de mascotas, los roedores atraen fácilmente la atención, especialmente de los niños. No es de extrañar, ya que estos pequeños, tiernos animales cubiertos de piel esponjosa evocan solo asociaciones positivas. Sin embargo, recuerda que no todos animales son iguales, y es importante prestar atención a si el roedor que elegimos se adaptará a nuestro estilo de vida. A continuación encuentras algunos consejos que pueden ayudarte a elegir:

  • Algunos animales, como las ratas o las cobayas, se han mantenido en casas durante mucho tiempo y se han adaptado a esta vida, por lo que son una buena opción si buscas mascotas tranquilas.

  • Los jerbos y las cobayas están activos durante el día, pero también podemos encontrarnos con roedores que viven de noche. Recuerda que si tienes el sueño ligero, el ruido de zampar zanahorias, puede molestarte por la noche.

  • Algunos roedores son solitarios por naturaleza, por ejemplo el hámster sirio, pero la mayoría de las especies tienden a vivir en grupos. Entonces, si estamos tratando con animales de rebaño, vale la pena comprar al menos un par de ellos, solo recuerda que han de ser de la misma especie, de lo contrario es más probable que pueda haber peleas entre animales.

Recuerda que los roedores domésticos se reproducen tan rápido como lo hacen en la naturaleza. Por lo tanto, vale la pena prestar atención al sexo del aspirante a compañero, que podríamos llevar a nuestra mascota, porque un día, nuestro hasta ahora solitario hámster o ratón, podría verse rodeado de numerosas crías.

La decisión de tener una mascota debe ser anticipada lo que conlleva una preparación previa exhaustiva y la consiguiente división de responsabilidades en el hogar. Todo esto para garantizar que el nuevo miembro de la familia tenga las condiciones adecuadas que necesita para adaptarse a vivir con personas.

Preparar una casa para un roedor – todo lo que necesitas para hacer de tu casa su hogar

Jaula como su fortaleza

La jaula del hámster es su hogar, donde permanecerá día y noche, jugará, comerá, buscará refugio y, sobre todo, donde se sentirá seguro.

Las jaulas para roedores se pueden comprar en versiones tradicionales y modernas. Pueden ser modularmente conectadas por túneles para aumentar el área, llevar literas con escaleras, bolas, estantes adicionales y equipamiento completo en forma de casas acogedoras, así como pastos, bebederos o cuencos.

Los apartamentos de los roedores se pueden enriquecer con hamacas, el  relajante favorito después de un ajetreado mordisco de ramitas. El carrete será muy útil para los hámsters, en los que utilizarán sus enormes cantidades de energía; sin embargo, busca versiones silenciosas, recordando los sonidos nocturnos provenientes de las jaulas.

Un elemento indispensable en jaulas para conejos, para jerbos o cobayas es el heno, un sustrato para roedores en forma de grava, aserrín o gránulos, que garantiza una buena absorción de humedad y neutralización de olores.

Un elemento indispensable en jaulas para conejos, para jerbos o cobayas es el heno, un sustrato para roedores en forma de grava, aserrín o gránulos, que garantiza una buena absorción de humedad y neutralización de olores.

La jaula en sí misma a veces se usa para transportar a los animales, por lo que vale la pena mirarla cuidadosamente antes de comprar un modelo seleccionado.

Las jaulas para roedores se pueden comprar en versiones tradicionales y modernas. Pueden ser modularmente conectadas por túneles para aumentar el área, llevar literas con escaleras, bolas, estantes adicionales y equipamiento completo en forma de casas acogedoras, así como pastos, bebederos o cuencos.

También debes prestar atención a su adaptación al tamaño y al carácter de nuestra mascota. Será diferente para el maestro del escape, un hámster pequeño, y diferente para las chinchillas y los degús, a quienes les encanta escalar y los espacios grandes.

Comida para conejos, cobayas y los demás  roedores

Los roedores no tienen requisitos nutricionales especiales, pero sin duda debes aprender más sobre ellos antes de que les pongas sus primeras comidas.

Una información importante es saber lo que comían antes de que se muden a nuestra casa. Otro tema que debemos dominar es sobre los alimentos que nuestra mascota no puede comer ya que podrían causarle problemas graves de salud.

Y así, al hámster ciertamente no le conviene comer lechuga, cebolla, papas crudas o repollo. Las cobayas necesitan una dosis adicional de vitamina C en su dieta, por lo que será necesario suministrarle los alimentos enriquecidos con esta vitamina o un suplemento vitamínico.

Los agradables y sociables degús son extremadamente susceptibles a la diabetes, por lo que sus alimentos no pueden contener demasiadas cantidades de carbohidratos.

El heno fresco, las mezclas de hierbas, los piensos granulados o las verduras o frutas secas son unas verdadera delicias para los roedores que viven en casa. Y para el crecimiento constante de los dientes, es necesario darle a nuestra mascota algo duro y difícil de masticar, para que los incisivos se limpien regularmente. Útiles son: la corteza especialmente preparada o las ramas de árboles de hoja caduca.

Accesorios y juguetes para roedores – un patio de recreo

Un roedor puede aburrirse bastante, estando solo en una jaula. Entonces, ¿por qué no darle algo para entretenerse? El túnel con hierbas será un gran juguete para el hámster y un sustituto genial de los corredores subterráneos, que en el entorno natural son un elemento clave para la vida y entretenimiento estos pequeños animales.

Los balancines, los juguetes mecedoras o las escaleras harán que el roedor se sienta como en un parque de atracciones, un lugar donde puede pasar su tiempo ocupado y feliz.

Los juguetes para conejos, chinchillas o jerbos hechos de materiales naturales, como el sisal (fibra de agave duradera), madera o mimbre, son seguros, amigables y despiertan interés con sus la formas y tipo de materia prima. Los balancines, los juguetes mecedoras o las escaleras harán que el roedor se sienta como en un parque de atracciones, un lugar donde puede pasar su tiempo ocupado y feliz.

Los juguetes para el hámster y otro roedores estimulan su actividad física e intelectual, también los juguetes en forma de comestibles disponibles en el mercado aportan  valor añadido, ampliando la variedad de su dieta.

Lavado en seco – higiene de los roedores

Queremos que nuestras mascotas se sientan cómodas y como en casa. Aunque es difícil crear condiciones que se parezcan, por ejemplo, al clima y al medio ambiente natural de América del Sur, pero que con algunos accesorios adecuados para roedores, lo podemos conseguir.

Cuando llegue el momento de los procedimientos de higiene, no deberíamos de mojar directamente a nuestras mascotas con agua, mejor informarse antes como debería de ser la higiene de cada especie. Con la chinchilla, por ejemplo, se puede usar polvo de baño especial – la marmolina – preparado a partir de arena de origen volcánico, que elimina suavemente las impurezas de la piel de los roedores y cuida su pelaje, dándole una esponjosidad increíble. Este sustituto de las condiciones de vida naturales tendrá un buen efecto en el bienestar de tu mascota.

Los hámsters y las cobayas también pueden usar el spa en el hogar, gracias a los champús para su cuidado especialmente desarrollados, así como la arena de roedores adecuada para mantener la higiene.

Si queremos darles una vida feliz a un roedor doméstico creemos un mundo donde pasarán tiempo de manera segura y cómoda, y agreguemos acentos para lograr que su entorno se asemeje en lo posible a su entorno natural.

Asegúrate que el agua esta siempre limpia y que los animalitos tengan las ramas de los árboles indicados. Los aromas del campo y  hierbas secas les harán sentir como si estuvieran en un prado lleno de alimentos naturales y frescos.

Dra.-Mira-Rzaca-clinica-veterinaria-VetCare

Artículo verificado por Dra. Mira Rzaca, médico veterinario en la clínica VetCare.

Conoce a nuestros profesionales