Aprendiendo idioma de los peces

Guía para los acuaristas novatos

Construir un acuario no es exactamente lo que a veces uno piensa: comprar un recipiente de vidrio, verter agua en él y echar dentro los peces que mas te gustaron en la tienda. Este enfoque hará que el acuario probablemente no dure demasiado. Si quieres sumergirte en el mundo de la “acuarística” debes de tener en cuenta el hecho de que los acuarios no solo son un placer, sino también obligaciones y responsabilidad por las criaturas que vivirán en tu tanque.

Puedes estar seguro que si cuidas bien de tu acuario y los peces que viven en él, serás recompensado siendo testigo de increíbles nacimientos, verás los maravillosos e impresionantes hábitos de tus pequeños inquilinos. Con nuestra pequeña guía vas a aprender como preparar un hogar idóneo para las criaturas tan místicas, como son los peces.

¿Qué peces comprar para el acuario? Elegimos a los habitantes de nuestro mundo submarino

La elección de los peces que se convertirán en los habitantes de nuestro acuario es un tema básico. Cada paso depende de su especie y número. Aunque seguro que todo amante de peces querrá empezar con las especies tropicales, las más coloridas y exóticas, para los acuaristas principiantes, se recomiendan peces poco exigentes y poco estrictos sobre las condiciones que viven. Sin embargo, la selección correcta de nuestra sociedad de peces sigue siendo extremadamente importante.

Es poco probable que las especies tranquilas y lentas se sientan bien en compañía de los animalitos rápidos y muy enérgicos, los peces con colas grandes en forma de abanico no van a estar a gusto con los que les gusta mordisquear. Tampoco tiene sentido colocar peces agresivos con otros que puedan ser un objeto fácil de ataque.

Las diferentes especies de peces que elegimos deberían tener condiciones similares cuando se trata del grado de iluminación, reacción o temperatura del agua. Y la situación ideal es cuando diferentes especies de nuestros peces desarrollan diferentes áreas del acuario, por ejemplo, una nada más bien en el fondo y la otra más cerca de la superficie. Entonces el acuario se verá más atractivo y los peces no van a molestar unos a otros.

Consulta que peces puedes considerar al principio:

Guppy – son peces extremadamente populares, también llamados “pez millón”. Son pacíficos y tranquilos, pero necesitan bastante espacio (algunos guppies necesitan un acuario mínimo de 40 litros). Debería haber varias hembras por cada macho. Es fácil criarlos pero si no tenemos tales planes, es mejor criar solo un sexo.

Corydoras – son peces pacíficas, dotadas de bigotes característicos, se alimentan de los restos de comida cerca del suelo. No necesitan mucho espacio y ni siquiera les gusta que el nivel del agua sea demasiado alto. En cambio, buscarán comida en la arena fina, que debería ser el sustrato en su acuario (absolutamente no puede ser un sustrato con bordes afilados). No necesitan mucha luz, sino una corriente de agua bastante fuerte.

Barbos – son peces activos a los que les gusta el movimiento rápido. Tienden a morder las aletas de otras especies, por lo que no se llevan bien con todos. Debe haber al menos 8 peces de esta especie juntos en un acuario. Les gusta el espacio: un acuario de 80 cm de largo sería adecuado para ellos.

Neónes – son pequeños peces azules y rojos muy populares. Miden un máximo de unos 4 cm y se ven preciosos en un banco de peces, por lo que es mejor criar al menos unos 10 individuos. El acuario para ellos debe tener por lo menos 60 cm de largo. No son quisquillosos con la comida.

Peces luchadores siameses –  son peces muy bonitos y bastante fáciles de mantener, pero pueden crear problemas cuando se aclimatan en un acuario de varias especies. Además, los machos de luchador también lucharán entre sí. Un macho puede vivir en un harén con varias hembras, a menos que haya otras peces de especies estrechamente relacionadas.

Ancistrus – comúnmente conocido como comedor de algas. Son peces tranquilos, sociables y se adaptan fácilmente a las nuevas condiciones. Pueden ser útiles al limpiar el acuario de las algas de las que se alimentan.

También vale la pena interesarse en otras especies de peces recomendadas para acuaristas principiantes, incluidas: Cíclidos Enanos de Ramírez, peces tipo Black Molly, peces Cola de Espada o peces Monja.

Planificación de tu primer acuario

 

Lo primera fase, y al la vez la más importante de configurar un acuario es planificar con precisión qué tipo de acuario queremos (o podemos tener), cómo de grande debe ser, dónde lo colocaremos, cómo queremos organizarlo, etc. Todos estos elementos tienen un gran impacto en el equilibrio biológico, por lo tanto, antes de continuar analicemos a fondo estos criterios.

Tipos de acuarios

Generalmente hay dos tipos de acuarios para peces: de agua dulce y marinos. Debido a que un acuario marino requiere grandes desembolsos financieros y un amplio conocimiento, hace que este tipo de acuario no se recomiende para acuaristas principiantes. Para el primer acuario, nuestra elección debe ser de agua dulce con peces menos exigentes.

Cuando hablamos de los tipos de acuarios, debemos mencionar su forma. Algunos prefieren formas simples clásicas, otros buscan acuarios convexos. Sin duda, será más fácil para nosotros cuidar un acuario simple sin protuberancias. En las primeras semanas aparecerán algas en el estanque. Nos será mucho más fácil eliminarlas de un vidrio plano que de uno convexo.

El tamaño de un acuario

Todos estamos de acuerdo en que los acuarios grandes y coloridos,  donde la flora y la fauna son extremadamente ricas se ven geniales. Pero como acuaristas principiantes, no deberíamos optar por un acuario grande, porque puede resultar que nuestro nuevo pasatiempo simplemente nos aburre o la cantidad de tiempo y trabajo que tenemos que poner en la la acuaristica sobrepasa el tiempo de que disponemos.

Parece que el acuario más adecuado para un aficionado principiante será uno pequeño con una capacidad de 25 litros donde el número de peces no debe exceder de 5-6 peces, siguiendo la regla que dice que “para un pez debe haber 5 litros de agua”. Antes de comprar un acuario piensa bien cuántos peces quieres tener y de qué espacio en casa dispones para ponerlo, así consigues un balance entre atractividad y bienestar de los animales. 

¿Dónde poner un acuario?

Colocar el acuario en el lugar correcto es una etapa muy importante. Debes de ser  consciente de que si los dejas en el alféizar de una ventana, por ejemplo, será atacado por algas en un abrir y cerrar de ojos. Si los colocamos justo encima del radiador, la situación será similar. El lugar más óptimo es el rincón oscuro de la habitación, donde llega una pequeña cantidad de luz solar. Recuerda que debe ser un lugar donde habrá acceso a la electricidad para conectar todos los dispositivos.

Si piensas que los peces y las plantas no crecerán adecuadamente en un rincón oscuro, no tienes que preocuparte. El acceso a la luz debe ser provisto por una cubierta con iluminación, no por la luz natural que entra por la ventana.

Comprar un acuario y lo accesorios básicos

Cuando hemos preparado un lugar para el acuario y ya sabemos lo grande que debería ser, vamos de compras. Aquí la decisión es tuya, ya sea que elijas una tienda de animales online, estacionaria o una de un centro comercial, seguro que te asesoran bien.  

Al comprar un acuario y accesorios, tenemos dos opciones para elegir: comprar cada pieza individualmente o un set completo. El precio será similar, pero si no estás seguro de qué accesorios elegir, es mejor que confíes en lo que ofrece el conjunto. Con el tiempo, cuando nuestra experiencia sea mayor, podemos invertir en mejores equipos o elaborarlos para satisfacer las nuevas necesidades.

Elementos para comenzar el primer acuario son:

  • acuario, por ejemplo de 40L

  • filtro

  • calentador

  • cubierta con iluminación

  • termómetro

  • red de pesca

  • limpiador de ventanas

  • limpiafondos

  • lamina de fondo del acuario

  • tierra (grava)

A propósito no mencionamos aquí a los peces, porque nunca deberíamos de comprar peces juntos con el acuario. El primer pez puede entrar al acuario después de unos 7-10 días, después de este período nuestro acuario madurará. Durante este tiempo, las condiciones en el tanque son muy malas para ellos.

Organización del acuario 

Todo lo que ponemos en el acuario tiene un gran impacto en su funcionamiento. Arreglemos con cuidado e intentemos colocar solo las cosas compradas en una tienda de mascotas. Muchas personas cometen el error de colocar una piedra grande y bonita en el acuario o piedras pequeñas, o reemplazan la grava por arena que encontraron en el campo.

La elección de una piedra y la grava tiene un gran impacto en la vida de todo el acuario, por ejemplo, las piedras que contienen metales pueden causar un rápido crecimiento de algas. La piedra caliza, a su vez, es perjudicial para los peces. En las tiendas de mascotas solo encontraremos las piedras y los sustratos adecuados para el funcionamiento correcto de nuestro acuario.

Ya hemos comprado todo lo necesario, así que podemos ponernos manos a la obra y empezar lo emocionante: montar nuestro acuario.

  • Limpieza – en primer lugar, lo que tenemos que hacer después de llevar el acuario y los accesorios a la casa es cuidadosamente limpiar todo el equipo. Solo necesitas agua y esponja, en ningún caso utilices productos químicos.

  • Prepara el sustrato – antes de colocar la grava en el fondo del acuario, vale la pena enjuagar varias veces con agua corriente y luego con agua caliente para eliminar los pequeños caracoles que pueden estar entre los granos de arena. Vierte el material preparado en el fondo del acuario y aplastar ligeramente con la mano.

  • Llena el acuario con agua –  podemos recoger agua para el acuario recién establecido desde el grifo. Para que podamos meter nuestra mano libremente, plantar las plantas y montar el equipo, deja un poco de espacio vacío. En este punto puede resultar que nuestra agua está muy turbia y sucia. Aunque la lavemos, la grava no se puede limpiar al 100%. En cuanto pongamos el filtro, el agua se vuelve cristalina después de tan solo unos cuantos minutos.

  • Instalación y arranque del equipo – instalamos el calentador, el filtro y el termómetro. ¡Nunca pongas tu mano en el agua cuando los dispositivos estén en funcionamiento y conectados a la toma de electricidad!

  • Llenamos de agua – ahora debemos agregar suficiente agua para que el calentador y el filtro estén completamente sumergidos

Estas son las etapas que debemos completar el primer día. Después de enchufar a los accesorios, el acuario debe funcionar así unos 2-3 días. Durante este tiempo, el agua se limpiará y libra de impurezas, adquirirá también el pH correcto. 

Después de este período, pasamos a la siguiente etapa:

  • Plantamos plantas para acuario – para saber que tipo de planta deberías de elegir consulta a un asesor en una tienda de mascotas. Lo importante es recordar que antes de ponerlas en el suelo debes de arrancar las hojas muertas y enderezar las raíces. Al plantar una planta, sus raíces no pueden enrollarse o extenderse fuertemente hacia los lados.

  • Llenamos el acuario con agua – en este momento podemos recargar el agua a un nivel que quede aproximadamente 1 cm entre su superficie y el borde del acuario.

  • Instalamos la cubierta con iluminación – montamos lámparas fluorescentes y colocamos la tapa en el acuario.

Después de esta etapa, dejamos el acuario durante unos días y luego procedemos a:

Habitar tu acuario con peces – recuerda la regla mencionada al principio del artículo – un pez por 5 litros de agua. Es muy importante no transferir los peces directamente de una bolsa o jarra al acuario, ya que pueden sufrir un choque térmico. El método más adecuado es poner la bolsa al borde del acuario para igualar gradualmente la temperatura.

Dra.-Mira-Rzaca-clinica-veterinaria-VetCare

Artículo verificado por Dra. Mira Rzaca, médico veterinario en la clínica VetCare.

Conoce a nuestros profesionales